Lanzamientos Rock

Brian May relanza “Resurrection” con sus heroicas guitarras

Brian May anuncia el relanzamiento de su segundo sencillo y video clásico "Resurrection" de cara a la reedición de su álbum debut solista "Back to the Light"

“Resurrection” de Brian May es todo un espectáculo en vivo y un monstruo del hard rock, pero es también un testimonio sísmico del poder combinado de determinación y amistad restaurativa y colaborativa.

Puedes escucharlo dando click en la imagen

El clásico “Resurrection”de Brian May es monstruoso. Con su ímpetu feroz, su batería con toda su fuerza, sus múltiples armonías apiladas y sus heroicas guitarras vertiginosas, algunos fans consideran que “Resurrection” es el corte más destacado del álbum en solitario de mayo de 1992, Back to the Light. Interpretada en vivo por The Brian May Band, “Resurrection” sería la pieza central de la secuencia épica “Guitar Extravagance” de May, manteniéndose firme junto con el clímax de rock explosivo de la venerada “Bohemian Rhapsody” de Queen. Publicado como single en 1993, “Resurrection” llegó a la lista de singles del Reino Unido acompañado de un video de notable, en palabras de May, “intensidad bíblica”.

Sin embargo, los orígenes de la canción fueron más profundamente personales que cósmicos. La letra refleja la batalla de May para encontrar nuevamente un sentido de propósito y personalidad durante un período de agitación personal gigantesca. En su desarrollo, un amigo cercano y compañero de banda resultaría crucial. La pista de acompañamiento de la canción aparece en una forma diferente como un instrumental titulado “Ride To Win” en el álbum de 1992 del fallecido y muy extrañado baterista Cozy Powell, “The Drums Are Back”. Como lo explica May, “¡Intercambiamos contribuciones!”.

“El ímpetu vino de Cozy y fue un regalo del cielo. Estaba buscando algo que expresara mi necesidad de intentar encontrar una nueva vida, y de repente aparece Cozy con la pista que ha hecho en Mono Studios, su lugar favorito para lograr su característico sonido de batería masivo. Él dijo: ‘¿Qué piensas de esto, Brian, quieres jugar en esto para mí?’ Yo dije: ‘Sí, haré lo que quieras’. Y él dijo: ‘Bueno, ¿lo quieres para mí?’. ¿Tu álbum en solitario también? ‘Yo dije,’ Sí, eso sería genial ‘, así que compartimos todo. E inmediatamente me inspiré para escribir “Resurrección””.

Con los teclados del experimentado músico de sesiones de rock Don Airey, May y Powell se dispusieron a dar todo a la canción. Para mayo, esto implicó probar sus habilidades como vocalista después de la pérdida de la leyenda de Queen, Freddie Mercury. “Realmente fuimos a la ciudad con las sobregrabaciones”, dice Brian. “¡Probablemente haya más sobregrabaciones que en ‘Bohemian Rhapsody’! También me estaba esforzando. Fue un momento en el que quería saber hasta dónde podía llegar. De repente me quedo sin Freddie. Estoy tratando de cantar mis propias cosas. ¿Qué tan alto puedo llegar? ¿Qué tan intenso puedo ir? ¿Qué tan amplio puedo ir en las voces? No creo que pueda hacer eso ahora, pero estoy satisfecho con el lugar al que llegué. Era el lugar al que necesitaba llegar en ese momento”.

Como May dice hoy sobre su lucha por alcanzar esas difíciles notas de D superior, “todavía no puedo creer que llegué tan lejos, me hice sangrar al hacerlo”. Y no se detuvo allí. Incluso con algunos de los trabajos de guitarra más innovadores, aventureros e icónicos en la historia del rock detrás de él, May también encontró formas de ampliar el alcance de su interpretación. “Usé esa guitarra Joe Satriani para algo de eso, la guitarra grande y metálica de Joe Satriani. Tiene un verdadero mordisco. No había límite e hice tapping, lo que normalmente no hacía en Queen. Queen es muy melódica y, aunque tenía ese tipo de tapping en mi vocabulario, no suele haber un lugar para usarlo en Queen. Simplemente fui a por todo, y está llegando al cielo en términos de empujar mi guitarra también. La pista también incluye un breve pero muy intenso receso de batería de Powell, que, sorprendentemente, fue grabado en mi “French Room” en el estudio de mi casa. Cozy también se esforzó al máximo”.

Remasterizado de la mejor fuente disponible para la reedición, el video es salvaje, sin restricciones y catártico. Filmado en Los Ángeles, en la época del espectáculo de The Brian May Band en el Palace Theatre el 6 de abril de 1993, el video cuenta con gráficos por computadora de última generación, con May y Powell ardiendo en medio de incendios rugientes y planetas en explosión. “Colaboré con el equipo de H-Gun [Labs]”, dice May, “para hacer un clip que llevó la pista a un universo diferente, en parte solo porque podíamos, pero también, supongo, para que yo expresara en metáfora el batalla psicológica extrema en mi cabeza que dio origen a la canción. Cozy y yo pasamos un día rodeados de hogueras químicas en un estudio de cine en Los Ángeles, siendo hooligans y héroes y divirtiéndonos mucho”.

Hablando de la canción hoy, May defiende sus métodos y su mensaje maximalistas. “Ese es el que quiero que se toque en mi funeral, probablemente, porque es irresistible, con fuerza, lleno de fe. Es el tipo de creencia que necesita para superar los obstáculos masivos que se interponen en nuestro camino durante nuestras vidas. Me siento muy orgulloso de ello”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: